Inicio > Clubes y Talleres...

Clubes y Talleres Artísticos - FUGA

El programa Clubes y Talleres es un espacio de formación en técnicas artísticas, oficios relacionados con el arte y expresiones culturales propias de nuestro país. Es un proceso de educación no formal y por ende no se concibe como profesionalizante.
 
Clubes y Talleres se desarrolla en una oferta de módulos de formación que permiten a los participantes abordar lenguajes, técnicas y niveles en cinco grandes grupos: música, danza, teatro, artes plásticas y audiovisuales. Diferentes géneros dentro de estas disciplinas, así como técnicas, serán abordados en cursos con una duración de dos meses.
 
Para 2019 Clubes y Talleres consolida su franja infantil ampliándola en duración y enfoque artístico con un proceso de formación continuado durante seis meses, que resultará alimentando la estrategia de atención para infancia de la Fuga: Fugarte, una muestra transdisciplinar donde a través de diversos lenguajes artísticos, los niños podrán vivir una experiencia artística de creación y formación; reconoce la necesidad de la población con discapacidad ofertando un programa transdisciplinar y aborda técnicas y oficios relacionados con diversos lenguajes artísticos.

Entendiendo la gran oferta de procesos de formación existentes en la localidad, la Fuga apuesta por recibir en Clubes y Talleres no sólo a la población habitante de la zona, sino también a la población flotante de extranjeros, y convoca a las personas que quieren enfocarse en técnicas o géneros que tienen poca oferta.

 

En 2019, los Clubes y Taller se renuevan en la FUGA!

Este programa se transforma para ofrecer espacios donde puedas aprender técnicas artísticas, oficios relacionados con el arte y expresiones culturales de nuestro país. Estamos preparando una programación académica especialmente para ti!

Próximamente publicaremos más información y abriremos las inscripciones!

 

Metodología

Clubes y Talleres abordará los espacios de formación como espacios de exploración y construcción conjunta de conocimiento entre docentes y asistentes. Las temáticas abordadas en cada taller se harán de forma teórica y práctica, con un componente de creación donde lo aprendido por los asistentes podrá ser apropiado y evidenciado. Entendiendo el carácter no formal del Programa, se plantean tres pilares que regirán el desarrollo de los módulos ya sea para la población infantil como para la población adulta, y con mucho más énfasis para la población con discapacidad:

Disfrute: Es fundamental para docentes y estudiantes centrar el proceso en lo valioso del tiempo invertido en cada clase no sólo en términos conceptuales, sino como experiencia de vida. Cada sesión debe abordar las temáticas propuestas de una forma didáctica y lúdica, que plantee el rol del docente como un mediador más que como un instructor. Llegar a la teoría será una consecuencia de la exploración, de la deducción y de la vivencia a través del cuerpo. Para los procesos técnicos abordados en los talleres, la seguridad y la lógica de los procesos serán el marco, pero la invitación siempre será a que los participantes disfruten y se pregunten por cómo abordar los temas.

Relación con el contexto y con el otro: Los Clubes y Talleres son escenarios de diálogo con la ciudadanía, donde se oferta un proceso formativo pero también se concibe el disfrute de los derechos culturales. Entender que como derecho cultural el Programa se concibe desde condiciones de igualdad, dignidad humana y no discriminación, todos los saberes y vivencias de los participantes serán bienvenidos y valorados. El rol del docente será el de mediador en el aprendizaje de un nuevo lenguaje o técnica artística, así como un oficio relacionado.

Por su parte, el ejercicio de construcción de conocimiento en grupo es un valor fundamental para el diseño del Programa Clubes y Talleres. El trabajo colaborativo se reconoce como la posibilidad de generar relaciones mediadas por el arte que transforman la mirada sobre las diferentes prácticas artísticas y sobre la cercanía con el lenguaje artístico en sí. A través de trabajos por proyectos (o montajes) se busca que los participantes construyan confianza en sí mismo y en su grupo para lograr los objetivos comunes.

Específicamente para el trabajo con infancia se hará un montaje transdisciplinar, que vincule lenguajes artísticos y procesos creativos, y permita a los más pequeños encontrarse primero con el lenguaje artístico abordado, a través de múltiples técnicas, y luego con otros. De igual forma, para el trabajo con la población con discapacidad se plantea un proceso de formación centrado en la transdisciplinariedad, que les permita abordar distintos lenguajes y disfrutar un acercamiento a materiales, sonidos, texturas, movimientos y todos los elementos que puedan ser incluidos en su proceso.

Exploración y Creación: Los procesos de formación artística poseen una estrecha relación con el producto artístico en muchos casos, por lo cual es fácil perder de vista el proceso creativo en aras de generar productos con estándares estéticos particulares que pueden ser impuestos a los estudiantes. La intención de propiciar espacios de exploración y creación radica justamente en un ejercicio constante de escucha hacia los saberes y los impulsos creativos de los participantes y del grupo en general.

Si bien la calidad del producto artístico debe ser la mejor posible, se considera más valiosa la posibilidad de permitir a los participantes un espacio para la expresión y la transformación de su realidad a través del arte. Cada sesión de los talleres debería permitir, dentro de los parámetros del diseño del módulo, momentos para la exploración y creación por parte de los asistentes, con el acompañamiento del docente.

A través de proyectos de clase, diseños de montaje, mixturas de lenguajes, géneros o técnicas artísticas o simples propuestas de trabajo colectivo, la exploración y creación serán parte de la columna vertebral de los Clubes y Talleres.

Para ellos se plantea una estructura de clase que aborde los siguientes momentos, en el orden y con la intensidad que considere el docente:

Aprestamiento: Es el momento de preparación, de entender que lo que sucederá en ese salón es algo diferente a lo cotidiano, a la rutina, a lo que tenemos totalmente planeado. El aprestamiento no se refiere sólo a la preparación del cuerpo sino de la mente, sino que brinda la posibilidad para soñar con lo imposible, con lo que no nos atrevemos a hacer y con la confianza para hacerlo.

Socialización de Referentes: Es importante saber qué han hecho otros y hasta dónde han llegado estando en el mismo lugar que estamos hoy cada uno de nosotros. Las fotos, videos o links con información que aporte a los participantes de los talleres serán un insumo valioso.

Asimilación y acomodación: Es la etapa en que los saberes previos del participante entran en diálogo con los conocimientos del docente. Aquí, la habilidad de este último para construir el diálogo de saberes es fundamental y requiere la comprensión del contexto, los imaginarios y los intereses del estudiante. Así, junto con el grupo, se irán encontrando los puntos comunes que permitan la inclusión de todos los participantes, respetando su desarrollo individual.

Resultado: Cada sesión de clase debe dejar algo en los asistentes, algo que puedan compartir con los demás ya sea como resultado artístico, como reflexión del trabajo individual y/o colectivo, como inquietud a ser resuelta o como insumo creativo. La misión del docente será entonces recoger esos resultados sesión a sesión y desarrollarlos en la siguiente clase. A través de este punto en particular se busca que los asistentes construyan un espacio basado en la confianza y la comprensión del proceso, por ello es clave entender que el error también hace parte del aprendizaje.

En cuanto a los tiempos, se proponen 8 sesiones de 3 horas por módulo, que esté guiado por los pilares propuestos (Disfrute, Relación con el contexto y con el otro, Exploración y creación) y que desarrolle los pasos propuestos para las sesiones (Aprestamiento, Socialización de Referentes, Asimilación y Acomodación, Resultados).

En el caso puntual de los Clubes y talleres (Acercamiento al Teatro, Tango, Salsa y Baile Social), se busca motivar a los participantes a realizar una muestra final, sin ser obligatoria para todos los asistentes pero sí para el espacio formativo, donde puedan compartir sus aprendizajes con otros grupos y público en general.

 

FUGARTE

Los espacios de formación para niños y niñas de 7 a 14 años, están contemplados como talleres de formación y exploración continua.

Con 28 sesiones por semestre, se abordarán temáticas que orienten a los asistentes al desarrollo de los saberes básicos en música, teatro, dibujo y danza. El cierre del proceso será el montaje de un producto artístico conjunto que integre las cuatro disciplinas en una muestra final.

Fugarte se concibe como el espacio para que confluyen el juego, las artes y la creatividad, permitiendo a los más jóvenes explorar la relación entre los diversos lenguajes artísticos, la corporeidad y la relación con el otro.

Mayor Información:
clubesytalleres@fuga.gov.co